miércoles, 17 de diciembre de 2014

Vértigo femenino

Últimamente he oído y leído varios comentarios sobre lo bueno que es ser una mujer natural, sin maquillaje, sin escotes, sin faldas, ... Y todos estos comentarios me han hecho reflexionar.

Dejando de lado el hecho de que nadie se plantea lo mismo sobre el género masculino (lo que ya da para todo un post enterito), yo me pregunto: ¿es eso lo que realmente importa? Este tipo de discursos me empiezan a molestar un poco. Tengo muy poca tolerancia hacia los juicios de valor, estén bien vistos o no. Y en este caso, me parece que están demasiado aceptados.

Siento que cada vez hay más juicios vacíos que para nada van a la raiz del problema. ¿Realmente importa un pintalabios? ¿Realmente importa una falda más o menos corta? A mi no me lo parece.

La seguridad de la mujer es lo que debería importar. Si la decisión de utilizar o no algo de esto parte de esa seguridad interna, yo la aplaudo. Pero ahora que lo pienso, incluso si se utilizan desde la inseguridad, ¿qué derecho tengo yo a criticarlo? ¿Por qué la misma situación pero a la inversa no está tan criticada? ¿Acaso no he estado alguna vez en ese punto?

Muchas veces me hubiera gustado ponerme ese vestido que por pura inseguridad no me he puesto. O he querido usar ese pintalabios rojo que por pudor a llamar la atención no he utilizado. Yo he sentido el vértigo femenino, el vértigo a ser demasiado femenina. Pero eso no se juzga, porque estaba siendo "natural".  ¿Qué naturalidad hay en hacer algo por inercia, por vértigo? Muchas veces me he sentido como en el dibujo.
A mi me parece bien que cada una elija lo que quiere ponerse o quitarse. Sé que hay mucho más detrás de ese maquillaje. Pero sobre todo, tengo la absoluta convicción de que si pudiéramos unir esas personas tan aparentemente distintas y pudieran verse (no sólo mirarse) todos descubriríamos que hay más cosas que nos unen que las que nos separan.
Tras ésta diarrea verbal, creo que yo también debo tomar algún compromiso. Me comprometo a intentar ver más y mirar menos. Intentaré ponerme más ese pintalabios rojo que he disfrutado en Madrid (gracias anonimato!) y que en mi pueblito bueno tanta vergüenza me da utilizar. Y si no os parece bien, también me parece bien.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Mercado de Navidad THE HOVSE

Os apetece un día lleno de cosas bonitas, vermuts y música agradable? En el mercado navideño The Hovse todo está cuidado hasta el último detalle. Es el mercado de los mercados.

Repartido en tres pisos, cada pieza está perfectamente expuesta y más que un batiburrillo de diferentes marcas, parece una única tienda que abarca todo tipo de productos (incluyendo comida).

Cada dos pasos hay una persona para explicar las bondades del producto de turno. Cómo se creó, o cualquier duda que pudiera surgir. Pero claro, algo tan bien expuesto, tiene su cara B, preparad la cartera si queréis comprar algo, porque aquí no creo que encontréis demasiadas cosas para ese amigo invisible de batalla.

Aunque no vayáis a comprar, sí creo que merece la pena visitarlo. Podéis pasar una mañana/tarde muy agradable. Si podéis evitar los fines de semana lo disfrutaréis aún más, lejos de la saturación de personas.Y puede que podáis encontrar un pequeño hueco en la vermutería.




jueves, 11 de diciembre de 2014

Mercado de Navidad Txomin Enea

Este domingo hay un mercado navideño muy especial en mi querida Donosti. Es muy especial para mi porque a pesar de estar en Madrid, parte de mi estará allí, en forma de dibujos hechos en libretas, láminas, felicitaciones navideñas y separadores para libros.

Os dejo el cartel que se ha creado para la ocasión y aquí podréis encontrar más información sobre los distintos puestos que habrá por allí.
Me da mucha pena no poder estar físicamente. Me encantaría ver la reacción de los que aparecen por allí. Ver si les gusta, qué les gusta, o les disgusta. Yo misma a veces pierdo el norte y a veces no sé si lo que hago me gusta. De tanto verlo, se convierte en algo demasiado familiar y rutinario. No sé si alguna vez habéis tenido esa sensación de pérdida de perspectiva.





miércoles, 3 de diciembre de 2014

In Love Market - Madrid

Con diciembre, llegan multitud de mercados navideños. Tengo la sensación de verlos multiplicar año tras año hasta llegar a ser casi inabarcables.

Me gusta mucho comprar mis regalos navideños en ellos, porque normalmente están llenos de pequeños negocios para los que una venta más puede suponer una gran diferencia. Además, son muy divertidos de visitar.

De jueves a domingo podéis visitar In Love Market (calle Hortaleza 87). Si queréis visitarlo tendréis que daros un poco de prisa, porque termina el 8 de diciembre.
Son dos pisos llenos sobre todo de ropa y complementos. Hay desde ropa importada a cosas hechas a mano por los propios vendedores. Lo mejor, que el precio de las cosas en general me pareció muy razonable.
 Hay también piezas de decoración, algunas un poco... Cómo calificarlas. De gustasco, supongo. Esas cosas que a pesar de dar algo de grima, no se pueden dejar de mirar.
Lo complicado de estos mercados suele ser que la mayoría de las veces hay más regalos típicamente femeninos que masculinos. Qué digo de estos mercados, es complicado en general! Espero que este año me toque una mujer, cruzando dedos.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Calendario de adviento fácil, rápido y económico

Hace unos años hice mi primer calendario de adviento. Aquella vez me volví medio loca y con más cabezonería que maña conseguí hacer un calendario con tablas de madera simulando un pino.

Hace dos años nació mi segunda sobrina y hasta la fecha, no le había hecho ningún calendario. Lo cierto es que no me apetecía nada volver a meterme en el lío de pintar las maderas, pegarlas, ... He simplificado mucho "el método" (eso de "el método" hace parecer que tuve uno) y en media hora tenía montado el nuevo calendario.

Los materiales que utilicé me salieron muy bien de precio en total. Sobre todo porque parte ya los tenía por casa y lo que compré no sobrepasó los 10€, creo recordar. Aquí el listado:
  • Un cuadro. Elegí uno con borde rojo para no tener que decorarlo yo.
  • Pinzas de madera. Las más pequeñas que pude encontrar.
  • No más clavos. El producto estrella. Esto lo hace todo mucho más fácil.
  • Washi tape. Utilicé dos que tenía por casa porque con uno no me llegaba para todo.
  • Bolígrafo permanente blanco.
  • Un trozo de papel grueso.
  • Agujereador. Se llama así? No sé cómo se llama el aparato para hacer agujeros en los papeles. El de todal a vida.

Cogiendo como base el cuadro y el propio fondo de la tabla que venía con el cuadro, quise añadirle unos puntos para decorarlo. Para que los lunares quedasen bien distribuidos, hice 4 agujeros en un papel con un agujereador y lo utilicé a modo de plantilla en toda la tabla.

Pegué washitape en una de las caras de las 24 pinzas de madera y después pegué estas pinzas en la tabla. Es importante dejar secar bien el no más clavos, porque es fácil mover las pinzas si intentamos escribir los números del calendario nada más pegarlos.

Y ya está! Puede ser más fácil?

El primer año, envolví 25 chocolates en papel y los colgué del calendario de mi sobrina la mayor. Este año he querido avanzar un paso más y he hecho bolsas de tela. Como la primera vez no estuve muy viva, este año me ha tocado coser 49 bolsitas: 25 para el calendario de la mayor y 24 para el de la pequeña (no me cuadraban bien 25 en el cuadro, ejem). Así, año tras año podré llevarles los chocolates a las niñas sin tener que envolverlos uno a uno.

Estas son las bolsas que están ya colgadas en el pino del primer calendario que hice. Quería imitar las bolas de navidad y las ramas del árbol. No tengo foto de las bolsas que hice para el segundo calendario, eran en tonos rojos y blancos, siguiendo con el tema del cuadro. Por suerte, toda la tela la pude sacar de retales que tenía por casa.
No puedo ver a las niñas en directo porque estamos a kilómetros de distancia, pero me hace mucha ilusión saber que la mayor este año entenderá por primera vez de qué va esto de los chocolates. Con la pequeña, creo que será algo más complicado. Cómo explicar a una niña de 2 años que a pesar de tener un cuadro lleno de chocolates, sólo se puede comer 1 al día? En fin, esos son problemas de padres que esta tía tiene el privilegio de no tener ;)


P.d: Los hermanos menores compartirán calendario (lo siento Maya). Ser hermana mayor tiene algunas ventajas.
 

lunes, 24 de noviembre de 2014

Cosas que hago cuando estoy de Rodríguez

Como ya sabréis, mi vida desde hace casi un año es un poco curiosa. Vivir entre dos puntos que están a más de 400km de distancia también tiene tener tiempo de Rodríguez una vez o más al mes.

Esto más que un inconveniente, se ha convertido en algo a lo que ambos le estamos sacando el máximo partido. Los fines de semana que estamos juntos los disfrutamos al máximo, y cuando estamos separados, disfrutamos también de ese tiempo con nosotros mismos o con los que nos rodean.

Para mi, cuando llego a casa tras el largo viaje, la prioridad fundamental es recuperar la energía para poder estar al 100% al día siguiente. Por eso, casi siempre, me tomo un buen baño de agua caliente con un kilo de sal común (el que se utiliza para cocinar) antes de ir a la cama. Muchas personas ahora pondrán cara rara, pero os recomiendo que busquéis vosotros mismos los beneficios desintoxicantes que tienen estos baños. Tal vez apartéis las bombas de baño, sales minerales y demás productos que hay para sustituirlo por algo barato que además funciona genial. Para que tenga algo de olor, a veces suelo echar al agua unas cuantas gotas de aceite de lavanda. Si después de esto no caéis redondos en la cama, no sé qué lo hará.
Mis días en casa suelen estar llenos de desayunos. Desayunos en familia, desayunos con amigos, ... Está clarísimo que me he hecho mayor. Cuando las cenas más copas cambian por desayunos o comidas, ya está, ha llegado la edad adulta, admitámoslo jajajaja... Pero qué fantásticas son esas charlas entre cafés y tostadas, el mayor placer del fin de semana.
Pero una de las cosas que me produce más placer es ver llover en el norte, en mi norte. Esa lluvia que he maldecido mil veces, resulta que me relaja más que el mejor de los tratamientos en el mejor de los spa-s. Caminar por la calle con un paraguas mientras huelo a tierra mojada, escuchar las gotas en el balcón en pleno chaparrón, sentir el frescor, la humedad, ... Lo escribo y sólo me apetece una manta, la gata en mi regazo y una taza de café.
Toda situación tiene dos caras, está en nuestras manos hacer que la moneda pese un poco más de un lado para que caiga como nosotros queremos que caiga.


martes, 11 de noviembre de 2014

Comida mexicana en Conde Duque - María Bonita

Si algún día tengo que hacer feliz a Javi, sé cómo hacerlo, lo llevo a comer comida Mexicana. Hacía mucho tiempo que queríamos probar uno que está  cerca de casa, pero nunca había surgido la oportunidad.
Maria Bonita es un mexicano moderno, o así lo veo yo. Desde mis vivencias de buena pueblerina, para mi un restaurante mexicano estaba asociado a mucha bandera de papel colgando, paredes rosas, verdes y de demás colores estridentes, ... Sí sí, reíros de mi si queréis, hay permiso. Sin embargo, en María Bonita se ve la intención de transmitir el carácter mexicano integrando elementos muy típicos de manera algo más original.

La atención fue perfecta. Nos aconsejaron muy bien con los platos y fueron muy simpáticos en todo momento. Eso sí: aviso de mariachi!! Ahí lo dejo.
A mi me pierde el ceviche. Me gustó muchísimo también el de María Bonita, pero como siempre, Javi y yo pocas veces estamos de acuerdo en cuestión de comida.
El plato estrella de Javi siempre son los tacos. Comimos los especiales del día y no me acuerdo cuáles eran. Pero si váis,  existe la opción de elegir 3 tacos distintos y así poder probarlos
Los precios nos parecieron normales, nada descabellados. Perfecto para una salida con amigos, por ejemplo.

Suscríbete vía e-mail

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...