lunes, 15 de septiembre de 2014

Hacer Tulip tank top

Soy un absoluto desastre para los grupos tejeriles. Siempre me entero tarde y nunca consigo entrar a tiempo. Pero cuando vi que Things to knit había organizado un KAL para el Tulip tank top, a pesar de que el grupo ya estuviera cerrado, me animé y decidí a hacer el mío.

Funciono mucho por objetivos y para mí mis vacaciones en Huesca eran el objetivo perfecto. No hacía más que decirle a Javi: tengo que terminarlo para Huesca, porque es "tan Huesca..." jajajaja...
Lo hice con ovillos 100% algodón de Katia. Por suerte, pude comprarlos con la oferta que tenía Things to knit en su página. Eso sí, aunque el patrón decía que necesitaba 8 ovillos, yo gasté 5, y eso que me quedó bien holgado.

Al principio, el patrón se me hizo muy raro. Parecía una bufanda larga algo deforme, pero en cuanto tuve más de largura, pude ver cómo se doblaba y se creaba el cuerpo. Os dejo una foto del inicio, por si alguien se anima, para que no le pase como a mí y vea que va bien.
Lo más bonito de la camiseta es la parte de detrás. Se cruza dejando al aire un poco de espalda. Muy poco, de verdad, si no fuera así, yo jamás me la pondría. Me gusta mucho también que todos los bordes estén retorcidos.
Si tuviera que cambiar algo del patrón, supongo que sería el final. Yo lo hubiera acortado un poquito y probablemente lo hubiera unido en más de 3 puntos, para que la unión fuera algo más ancha.

Pero en general estoy muy contenta con él y ya lo he usado muchísimo. Es muy cómodo, porque no se pega al cuerpo y no da nada de calor. Además, el patrón es muy fácil de hacer, una vez superado el bloqueo mental al ver esa cosa deforme inicial jajajaja...

Según se está publicando este post yo me encontraré en Zuhaizpe, un lugar increíble del que espero contar muchas cosas al volver. Por eso, no podré contestar ningún comentario hasta la vuelta (si hay alguno). Feliz semana a tod@s!

lunes, 8 de septiembre de 2014

Restaurante Urbano - Donosti

En la calle 31 de agosto de San Sebastián hay un restaurante que ningún visitante se debería perder: es el restaurante Urbano.

Cada vez que oígo el típico tópico "en el norte se come muy bien", me viene el Urbano a la mente. Sé que lo de comida tradicional pero con un toque moderno está muy manido, pero no se me ocurre mejor manera de explicarlo. Es justamente eso.

El fin de semana fuimos a comer allí y como siempre, nos encantó. De primero nécoras con navajas. Tiernas, jugosas, buenísimas. Y para acompañarlo, una ensalada con sandía caramelizada y salsa de remolacha, brillante! Esto último me lo apunto para próximas ensaladas caseras.
De segundo tomamos rodaballo a la parrilla. Es uno de mis pescados favoritos, pero en casa no podemos hacerlo así obviamente. Me gusta mucho el sabor ahumado de la parrilla.
En lugar de comer un postre por persona, pedimos varios y probamos todos de todo.
Todos los postres estaban buenísimos, pero mi postre favorito de todos los tiempos es el soufle de frutas. Veo la foto y se me hace la boca agua. Una vez intenté hacerlo en casa, pero no hubo manera, supongo que tendré que seguir intentándolo.
Y para terminar, un buen café. Parece una tontería, pero un mal café puede estropear toda una comida de golpe. Por suerte, en el Urbano tienen uno estupendo y así se cierra el círculo de una comida perfecta.
Eso sí, si queréis probarlo, lo mejor es llamar para reservar: 943 42 04 34

viernes, 5 de septiembre de 2014

Un agosto muy intenso

He estado desaparecida mucho tiempo. Demasiado, lo sé, lo sé. Yo no quería, pero volver a casa ha sido intenso, emocionante, agotador, ... Un gustazo!

Ha habido buenos amigos y ha habido familia. ¿Qué más se puede pedir?

En uno de esos días con amigos, fuimos a Puntas. Quise hacer un post, pero en una cena con buenos amigos la conversación y el momento son mucho más importantes que el paisaje y la comida. Y eso que en Puntas ambas dos son de 10. En momentos así me suelen salir una birria de fotografías. Mi cabeza no está en la foto, sino en esas personas con las que por fin puedo pasar tiempo de calidad.


Nota mental: hacer un post de Puntas en condiciones, o tal vez de San Juan.

Pero este par de semanas por aquí sobre todo han sido musicales. Javi está preparando su segundo disco y la experiencia está siendo extraordinaria para él y mucho más intensa de lo que pensaba para mí.

Hemos tenido en casa al productor, Paul Hoyle. Él vive en Miami y estas dos semanas junto a él han sido muy interesantes. Existe un choque cultural innegable y las conversaciones que hemos podido disfrutar han sido impagables.
El pobre no ha tenido demasiado tiempo para disfrutar de Donosti, pero algo hemos podido hacer. Hemos hecho de cicerone lo mejor que hemos podido, pero siempre me sucede lo mismo en estas situaciones, me doy cuenta cuántas cosas desconozco de mi propia ciudad.
Yo de música no sé absolutamente nada y me gusta ver a Javi entusiasmado, pero no suelo compartir esa emoción a su mismo nivel. Javi quería que fuera al estudio de grabación, insistió mucho y a mi no me apetecía nada. Menos mal que le hice caso.

Puf cómo escribir sobre los estudios Mecca. Todos los músicos que han pasado han salido con la boca abierta por los medios técnicos, cualquiera podría hablar de las instalaciones, pero ¿cómo hablar de las sensaciones que se han vivido allí dentro? Supongo que hablando de dos personas que ponen tanto corazón allí que todo el que entra lo nota. Igor y Mikel son los creadores de Mecca y dos personas que nos gustaría volver a ver muchas veces más. Les hemos cogido un cariño en pocos días que es difícil de explicar. Siempre dispuestos, siempre con una sonrisa...cualquier cosa que diga me sabe a muy poco.
Una de las cosas que decían ellos es que lo que más les sorprendía era lo bien rodeado que está Javi y no puedo estar más de acuerdo. Repito, no tengo ni idea de música, Paul  estaba en una nube diciendo que todos son musicazos. Yo le creo, pero lo que sí sé es que todos son súmamente generosos. Han trabajado 12 horas diarias durante 2 semanas, sábados incluídos y nunca, jamás ha habido una mala cara, un gesto de cansancio, nada. Todos han arropado y apoyado a Javi con sincero cariño y pasión por lo que estaban haciendo.

¿Véis cómo  cuando estoy muy bien rodeada me salen una birria de fotos? No fotografié a los vientos, ni las cuerdas, nada de coros, ni la sala de grabación. Menudo desastre.
Todos dicen que el disco es impresionante. Yo sé que lo que he oído hasta el momento, me gusta. Pero que lo diga yo tampoco es garantía de nada, verdad?

Ahora nos escaparemos una semanita a Huesca a recargar pilas. Necesitamos parar, estar juntos, masticar todo lo vivido.

Tal vez siga publicando algo desde allí, pero mejor no prometo nada ;)

miércoles, 13 de agosto de 2014

Beber litro y medio de agua diario es fácil

Todos sabemos que deberíamos hacer ejercicio diario, comer equilibradamente, dormir 8 horas diarias, beber litro y medio de agua como mínimo al día,... Mantener una vida saludable no siempre es tarea fácil. Pero hay pequeñas cosas que pueden ayudar un poco.

Hemos conocido el infierno Madrileño y beber agua se ha convertido en un acto de pura supervivencia. Pero tras días y días de litros de agua, nos empezaba a apetecer algo con un poco más de sabor. Hicimos infusiones que dejábamos enfriar y tomábamos con hielo, hicimos zumos de sandía, ... Todo muy bueno, pero cuántos litros se pueden hacer al día? Demasiado trabajo para lo que duraba cada jarra.

Un día me acordé que años atrás, en un balneario, probé un agua de limón muy refrescante. Lo probamos y menos mal! No me acordaba lo buenísima que está. Refrescante, facilísimo de hacer , barato y además, tiene muchas propiedades. Aunque también es cierto que parece ser que la manera más saludable de consumirlo es templado y en ayunas. Bueno, tampoco pasa nada por tener algunas propiedades menos, verdad?
Poco a poco, hemos ido evolucionando ese agua. Solemos hacer diferentes mezclas. La mía: limón, pepino y un trocito de jengibre. Javi es más purista, le encanta el agua con limón, sin nada más. Dice que mi mezcla le sabe a tónica.

Lo ideal es que los limones sean ecológicos, porque la cáscara puede contener pesticidas que pasarán al agua. Si no podéis conseguirlos, acordaos de limpiar a conciencia la cáscara.
Si queréis probar a ponerle jengibre, un trocito pequeño será más que suficiente. Tiene un sabor muy fuerte. Para que veáis la proporción, os enseño en la foto el tamaño que suelo usar yo.

Por cierto, embarazadas, el jengibre es buenísimo para combatir las náuseas matutinas. Yo solía comer galletas de jengibre, pero supongo que este agua puede ayudar algo también. Por probar...
Me gusta prepararlo por la noche y dejarlo en la nevera para consumirlo al día siguiente. Tengo dos jarras de litro y ahora sí sé que bebo ese litro y medio reglamentario.

Os recomiendo que lo probéis. Si no os gusta el limón, lo podéis hacer con naranja, pomelo, limas,... Hay mil opciones y todas buenísimas. A hidratarse!

viernes, 8 de agosto de 2014

Mercado de San Ildefonso

En pleno centro, en la calle Fuencarral, se encuentra el mercado de San Ildefonso.  A pesar de llamarse mercado, yo creo que es más un lugar de tapeo gourmet. Hay pequeños puestecidos con tapas de todo tipo y un par de barras.
El lugar está recién renovado y se nota. Todo muy bonito y como todo lugar modernito y nuevo, lleno de gente. Si os apetece conocerlo, lo mejor es pasarse entre semana. En la terraza trasera se está muy bien, porque tienen los aspersores de agua que refrescan mucho.
Nosotros no paramos a comer, por lo que no puedo opinar sobre la comida. Si estáis de paso y os apetece un pequeño descanso, es un buen lugar para parar.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Cosas que echaré de menos de Madrid

Hoy vuelvo a mi norte a pasar un mes sin trenes, sin viajes (espero). Tengo muchas ganas de volver a recuperar algunas cosas que tenemos allí arriba, pero también voy a extrañar otras pocas de aquí. A pesar de no ser una chica de ciudad, sí hay algunas cosas que no me importaría tener en mi pueblito bueno.

Los cafés con amor
Hay bares que tienen en cuenta la temperatura de la leche para que no amarge el café, hacen dibujos, el platillo del café no llega encharcado y siempre hay azúcar moreno además del blanco. Son pequeños detalles que echaré de menos.
La amabilidad en el servicio
El primer día que entré en una tienda de ropa (de las grandes), se me cayó una percha, la recogí y la dependienta que pasaba por allí me dijo: muy agradecida señorita. Me sorprendió sobremanera. No es que en el norte no seamos agradecidos, pero tal vez sí que seamos algo menos expresivos.

En Madrid los camareros dicen "buenos días", "que tenga un buen día", "gracias"... No importa que sea un bar abarrotado; según pasas por la puerta, siempre hay alguien del establecimiento saludando. También es verdad que a veces se me hace un poco raro ir diciendo adiós hasta 5 veces, según vas saliendo y te vas encontrando con camareros/dependientes.
No tener que conducir
No me produce ningún placer conducir, lo hago por obligación.  Si a eso se añade que mi mister no tiene carnet y que pocas veces voy de copiloto, Madrid ha sido un pequeño paraíso anti-coche para mi. Me gusta el metro, me gusta caminar a todas partes, me gusta no tener que preocuparme de aparcar, de la gasolina y demás engorros.

Esto es lo que veía yo en nuestro viaje a Cerdeña el año pasado, mientras Javi me enviaba una foto de la cerveza que se estaba tomando en el bar del ferry. Ahora entendéis mejor mis años de frustación, verdad? jajajaja...
El anonimato
Soy miope y jamás uso gafas, explicaba el por qué en 25 cosas sobe mi, por si os interesa. Una de las pegas de no llevarlas es que si alguien conocido pasa a algo de distancia, no lo suelo reconocer hasta que casi es demasiado tarde para saludar. Sé que muchas personas que no me conocen demasiado pensarán que soy antipática.

Este tema puede resultar algo estresante, porque según voy paseando suelo ir "escaneando" mi alrededor para que no se me escape nadie. Algo muy común si vives en un pueblo. Por eso, poder pasear totalente despreocupada y dispersa es un placer que he disfrutado mucho en Madrid. Además, ese anonimato me ha ayudado a sacar fotos sin tanta vergüenza (jamás nula).
Hasta pronto Madrid!

lunes, 4 de agosto de 2014

Desayuno en MariCastaña

Una de las cosas que más me gusta de Madrid, es conocer nuevos sitios para desayunar. Esta semana nos hemos acercado a MariCastaña.

Si venís a pasar unos días a Madrid, es un lugar perfecto para comer también. Tienen un menú del día por 11,50 euros muy completo. Podéis ver ejemplos de esos menús en su página de facebook.
Hace un par de meses hubiera dicho: el lugar es coqueto, acogedor y lleno de detalles. Pero me estoy dando cuenta que este tipo de decoración es casi un standard por aquí. Mesas y sillas envejecidas, con un desorden ordenado y con aire algo campestre. No me entendáis mal, me gusta, pero creo que me estoy haciendo inmune a este tipo de bonitismo.
Siempre fui chica de tostadas con mantequilla y mermelada, pero aquí me estoy aficionando a las tostadas con tomate. Vengo de una familia de cafeteros y soy muy exigente con el café. En Mari Castaña dan la talla. Por cierto, no os suena la taza? Incluso esto parece que viene de serie en este tipo de establecimientos, si no mirad el post que hice de Mamá Framoise.
Si tuviera que elegir uno de los dos lugares, para desayunar me decantaría por Mamá Framboise, pero para comer, viendo la carta, sin duda me quedaría en Mari Castaña. El bruch que tienen aquí es de los que más me gustan a mi, por 18 euros es completo pero sin llegar a saturar.


Suscríbete vía e-mail

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...